Tres maneras en que la actividad física puede ayudar a mejorar el comportamiento

Foto de Mujer creado por freepik – www.freepik.es

Escribe: Moisés Gaviria.


Durante la emisión # 6 de nuestro programa Huayranga Time una participante nos preguntó si los ejercicios físicos podían ayudar a mejorar el carácter de una persona… Dimos una respuesta corta, pero nos animamos a desarrollarla…

Aunque la pregunta mencionaba específicamente al carácter de una persona; en esta ocasión me tomo la libertad de suponer que en general la pregunta iba en el sentido de que si las actividades físicas pueden ayudar a mejorar el comportamiento de un individuo…

Desde esa perspectiva, dejo a continuación tres maneras básicas en las que creo que la actividad física puede ayudar a mejorar el comportamiento de las personas…

1. Aprendes a esforzarte por un cambio de tu propio ser

Cambiar tu comportamiento quiere decir cambiar tu propio ser, ya que es tu ser el que se comporta de tal o cual manera; y sólo cambiando ese ser podrás también cambiar tu comportamiento en general…

Un cambio de este tipo; es decir, un cambio de uno mismo; por lo general demanda un esfuerzo considerable… Generalmente hay un proceso psicológico en el que una parte de ti quiere prevalecer y otra quiere un cambio; y salir victorioso de esa situación es lo que normalmente demanda un enorme esfuerzo…

Aquí es donde entra la ayuda de las actividades físicas…

Si te has habituado a esforzarte para realizar actividades físicas cotidianamente, lo más probable es que lo hayas hecho para lograr un cambio en tu propio ser… Quizá mejorar tu salud o mejorar tu aspecto… Cualquiera que sea, es un cambio de ti mismo…

Esa habilidad que has adquirido, bien puede ser llevada a otras áreas de tu propio ser en las que quieras cambiar, incluyendo, por supuesto, en tu manera de comportarte (tu conducta)…

Eso sí, la habilidad la adquieres con el tiempo, con la práctica, con el tiempo… No pretendas salir un par de días a hacer ejercicios y luego alucinar que ya tienes la habilidad incorporada… El esfuerzo tendrá que ser mayor y largo plazo…

Pero la recompensa será haber adquirido la experiencia y la habilidad de cambiarte a ti mismo o a ti misma… Y esa herramienta podrá ser un elemento valioso al momento de gestar ese cambio en tu comportamiento que tanto buscas…

2. Fortalece tu lado disciplinado

¿Cuánto comportamiento fallido has tenido por no tener la suficiente disciplina? ¿Recuerdas?

Pues bien… Habituarte a realizar actividades físicas cotidianamente te ayudará a fortalecer tu lado disciplinado…

Al pasar el tiempo y sentir los efectos positivos de hacer ejercicios físicos de manera habitual, es muy probable que adquieras la disciplina de hacerlos aún los días que menos ganas tengas de realizarlos, ya que justamente esos días serán los días que más necesites sus efectos positivos, y sabrás que están ahí, justo después del esfuerzo…

Desarrollar esta disciplina fortalecerá tu lado disciplinado en general… Y entonces podrás trasladar esa disciplina aprendida a cualquier otra área de tu vida, mejorando tu comportamiento en dichas áreas… Deberás estar dispuesto o dispuesta a hacer el esfuerzo, eso sí; pero podrás meter muchos goles en tu vida, sobretodo en temas relacionados con el logro de objetivos…

3. Al sentirte más feliz, te ayudas a mejorar tu comportamiento

Normalmente, cuando uno se siente más feliz, se comporta mucho mejor que cuando no se siente así… Es parte de la naturaleza humana… Uno suele ser más amable, más generoso y hasta más inteligente cuando está más feliz…

Cuando hacemos ejercicios físicos, normalmente generamos ciertas sustancias en nuestro organismo que nos hacen sentir más felices… Algunos inclusive llaman a una de estas sustancias la hormona de la felicidad… Así de concreto es el asunto…

Por tal motivo; el hacer ejercicios habitualmente mantiene a nuestro organismo abastecido de estas sustancias, ayudándonos a sentirnos más felices, lo cual, a su vez, nos ayuda a comportarnos de la mejor manera posible…

Este efecto es mucho más notorio cuando recién terminas de hacer ejercicios… Pero te dura una buena parte del día, dependiendo también de cuánto haya durado tu sesión y de cuánto esfuerzo físico te haya demandado… A más sudor, más felicidad ???…

Anotación

Siempre es bueno recordar que la ayuda que los ejercicios físicos puedan darte para mejorar tu comportamiento depende en su base del deseo que tengas de que eso sea así y de la orientación que quieras darle al asunto. Eres tú quien debe tener el deseo y darle la orientación adecuada a las herramientas que el hábito de hacer ejercicios físicos pueda otorgarte, de modo tal que al final del camino esto te ayude a mejorar tu comportamiento.

Deja una respuesta

Regístrate

Con tu red social preferida

O con tu correo

Inicia sesión

Con tu red social preferida

O con tu correo