¿Por qué perdemos el enfoque de aquello que realmente queremos conseguir?

Foto de Pixabay en Pexels.

Aunque tengamos metas y deseos importantes, muchas veces simplemente perdemos el enfoque y gastamos nuestro tiempo y energía en actividades que no nos acercan a conseguir lo que deseamos…

¿Por qué lo hacemos?

¿Qué parte de nuestra naturaleza humana o educación preestablecida nos lleva a actuar tan infructuosamente?

😱😱😱🤔🤔🤔🧐🧐🧐

Siempre digo que cada persona es un mundo y que ninguna es igual a otra… Sin embargo, con el objetivo de ayudarnos a analizar la temática y sobretodo con el objetivo de ayudarnos a resolver los problemas de enfoque que tengamos, les dejo acá tres motivos que quizá nos suelen jugar una mala pasada y ni siquiera los hemos logrado visualizar… 🙂

1. El conformismo de mierda nos carcome

Puede ser un poco jodido aceptarlo… Pero enfocarse en una meta normalmente requiere compromiso y esfuerzo… Y eso, generalmente, no nos gusta muchito… Así que… ¿Qué hacemos? ¡Preferimos conformarnos!

No tiene nada de malo conformarse con algo y ser feliz… Ojo… Pero desear algo y recurrir al conformismo, mintiéndonos a nosotros mismos diciéndonos que así estamos bien, cuando en realidad tenemos un profundo deseo por algo… Eso sí está medio pendexo… O por lo menos es digno de analizar…

Csm… Se me sale el barrio… 😆😆😆

Pero la verdad mi gente es que me da un poco de cólera… Supongo que dejé que el conformismo me pateara tantas veces el trasero que me da un poco de colerilla cuando hablo del asunto… Pero la neta es que eso no le quita valor a lo que digo… Y espero de corazón que recibas estas palabras que -acertadas o no- van con todo el cariño del mundo con el afán de ayudar… 🙂

¿Cuántos de ustedes…? O tú… Sí; tú… De uno a uno…

¿Cuántas veces has preferido conformarte con una situación que preferirías cambiar, con tal de no hacer un verdadero y comprometido esfuerzo para conseguir eso que tanto anhelas?

Responde pes… No te lo huyas… 😆😆😆

Te doy tu tiempo para que lo reflexiones…

Ya ves…

Ése es el tema pes… Uno de los motivos por lo cuales perdemos el enfoque en nuestros objetivos es justamente el dejarnos avasallar por el conformismo, normalmente para escapar del esfuerzo y el compromiso que demanda el ir sinceramente a por una meta…

¿Qué vas a hacer?

¡Dale palante! ¡No arrugues! Comprométete con tus metas más importantes y ayúdate a ti mismo o a ti misma a mantener el enfoque… 🙂💪✊ 

2. Practicamos hábitos contraproducentes

Supongamos que tienes el deseo de bajar considerablemente de peso porque estás con sobrepeso…

Sin embargo; has desarrollado el hábito de tomarte tu gaseosón cada vez que terminas con tu chamba día a día… Es más, te comes tu grasón también de pasarelli…

No seas palomilla, pes… Así difícilmente vas a ayudarte a ti mismo o a ti misma a mantener el enfoque en tu meta de adelgazamiento… ✌️✌️✌️

Te doy otro ejemplo…

Hace un tiempo yo quería escribir más para Huayranga… Contenido utilitario para ayudar a las personas a crearse una vida mejor… Para ayudar a crear un mundo mejor para todos… O sea, todo el floro serio huayranguero…

El asunto es que yo redacto en casa… Y había desarrollado el hábito de intentar redactar a la hora que normalmente más se me necesitaba para asuntos de la casa, para asuntos cotidianos… El resultado: Falta de enfoque total… Más era lo que terminaba renegando creo… En ese caso, el palomillaza era yo… 😆😆😆

Eso fue un hábito totalmente contraproducente para lograr el objetivo que tenía en mente… Y me hacía perder completamente el enfoque…

Y así… Si nos tomamos el tiempo de analizarlo y nos esforzamos en hacerlo francamente, es muy probable que nos demos cuenta de que practicamos hábitos completamente contraproducentes con respecto al enfoque que necesitamos para poder atraer a nuestras metas… Es cuestión de ponernos a evaluar… 🙂

Y sobretodo; es cuestión de que en la medida en que vayamos descubriendo esos malos hábitos que nos desenfocan de nuestros objetivos, pasemos a la acción de cambiarlos totalmente para que, en vez de perjudicarnos, nos ayuden a lograr aquello que buscamos…

Es decir; lo esencial es que luego de darnos cuenta de los hábitos contraproducentes que estemos practicando, pasemos a transmutarlos en hábitos que nos ayuden a conseguir los deseos y retos que tenemos… 🙂❤️💪

3. Olvidamos rápido

El olvido de nuestros objetivos es el desenfoque en sí mismo…

Pero en este punto quiero hacer hincapié en que muchas veces nos trazamos nuestros objetivos (clásico en Año Nuevo, por ejemplo), inclusive planificamos cómo ir tras ellos, nos prometemos a nosotros mismos perseguirlos e inclusive seguimos guardando el deseo en el fondo de nuestro corazón…

Pero nos olvidamos del tema en el día a día…

Va llegando la noche y -si es que nos acordamos del asunto- ya prácticamente se pasó todo el día y no avanzamos nada para alcanzar esos deseos tan importantes para nosotros… O recién cuando llega el fin de semana y hay un poco de calma volvemos a recordarlos…

Tristemente; en algunos casos ni el fin de semana ni el fin de mes los recordamos… Apenas si los volvemos a sentir (muchas veces con dolor por no haber avanzado nada hacia ellos) cada cambio de fin de año o en cada uno de nuestros cumpleaños o fechas importantes, o cuando algún detonante psicológico nos lleva hasta ellos…

Y así se nos pasa la vida… Con nuestros deseos más importantes completamente olvidados tras el implacable velo del día a día…

Y ojo que no sólo apunto a deseos, metas u objetivos relacionados con el dinero o la compra de algo importante, que es quizá lo más común… Sino que también estoy hablando de deseos como por ejemplo fortalecer las relaciones con los hijos u otro ser querido, o desarrollarnos en esa área personal en la que queremos desarrollarnos, o dejar ciertos hábitos insalubres o malos que hasta pueden estar haciendo nuestras vida miserables…

Cualquier deseo que sea importante para ti y que en este momento estés sintiéndolo en lo profundo de tu corazón…

El asunto es… Que simplemente los vamos olvidando en el día a día, que es en donde justamente se construyen esos sueños, metas y deseos tan importantes…

Pero la clave, solución, o por lo menos primer paso puede ser bastante sencillo para dejar de olvidarte de esos anhelos tan importantes para ti…

Algo que se puede hacer es tomarse unos minutos por las mañanas, en el momento en el que uno se despierta, para repasar en la mente y en el corazón esos deseos tan importantes… Y seguidamente, separar en tu agenda aunque sea un momento de quince minutos, así sea en la noche al cerrar completamente tu día, para dedicarlo a eso que tanto anhelas…

No desestimes ni un segundo… Todo paso en el afán de conseguirlo es importante… Así sea un milímetro… Podrías empezar con unos quince minutos al día al cerrar la noche, y ya estarías avanzando…

Como dice el poema…

Si puedes transformar el minuto implacable

en sesenta segundos de distancia recorrida

entonces la Tierra y todo lo que hay en ella te pertenecen…

Ah… Y lo más importante… ¡Serás un hombre, hijo mío!

Y por las noches, antes de dormirte, de la misma manera puedes repasar en tu mente y corazón esos deseas tan importantes para ti… 🙂🌙❤️

Así que ya sabes… Recuerda esos deseos que son tan importantes para ti y dales la energía que se merecen…

Anotación final

¡Deja de distraerte! Evalúa en qué paras enfocado o enfocada todo el día y pregúntate si es así como deseas utilizar tu vida… Hazlo con franqueza… ¡Y luego dale palante! 🙌💪👆

Muchísimas gracias por tu tiempo de lectura y…

¡Que todo te vaya excelente!

🙂🍀🦖


Huayranga School

Te ofrecemos nuestro servicio de Asesorías personales para el desarrollo personal integral y para la gestión emocional, entre otros temas. Si deseas más información, puedes hacer click aquí o comunicarte directamente con nosotros a nuestro WhatsApp 981224488 ó a nuestro correo electrónico huayranga@huayranga.com. Estaremos encantados de atenderte ?

Deja una respuesta

Regístrate

Con tu red social preferida

O con tu correo

Inicia sesión

Con tu red social preferida

O con tu correo