Cuerpo, mente y espíritu: Tres pilares básicos para nuestro desarrollo personal integral

Graficazo: Moisés Gaviria. © Huayranga.

Son las 5 y pico de la mañana y lo que se me viene a la mente cuando empiezo a escribir esta nota es el dolor y el sufrimiento humanos que podríamos evitar si tuviéramos un poco más en cuenta estos tres pilares básicos de nuestro desarrollo personal integral…

Y es que, si aprendiéramos a mantener una dinámica efectiva entre estos tres elementos mencionados, bastante ya nos estaríamos ayudando a desarrollarnos como seres humanos, y por lo tanto, a ser más felices…

🥳😄🙌

¿No suena bacán la idea?

😎🤙🐊

Con todo cariño les dejo continuación los siguientes comentarios acerca de esta -en mi opinión- interesante temática…

Para aprendelo, para pensalo, para reflexionalo…

👽🤔🦗

El cuerpo

Si no fuera por nuestro cuerpo físico… ¿Cómo podríamos ir a comprar el pan? ¿O sentir el frío y abrigar a nuestros seres queridos? ¿O sentir todas las bienaventuranzas de la vida que se sienten y practican con el cuerpo?

Utilizamos nuestro cuerpo físico tan cotidianamente y con tan fácil acceso a él (la mayoría de las veces, al menos), que solemos olvidar lo importante y valioso que es… ¡Y no le damos el debido mantenimiento!

Es el vehículo a través del cual percibimos el mundo y vivimos la vida… Si no fuera por nuestro cuerpo físico, simplemente no podríamos estar acá… 

Incluso han habido y hay personas que viven con condiciones físicas muy limitadas; pero aún así, si no fuera por ese cuerpo con el que fueron bendecidos (aún con todas sus limitaciones); si no fuera por ese cuerpo, simplemente no hubieran tenido o no tendrían cómo expresarse o cómo vivir ellos mismos…

La vida humana -indiscutiblemente, creo yo- se expresa a través de ese cuerpo de carne y hueso con el que venimos y permanecemos en este mundo… Sin cuerpo, no hay vida… Y con cuerpo, sí la hay…

Darle el valor adecuado y consecuente al cuerpo humano con el cual hemos sido bendecidos y estamos en este mundo puede sonar algo muy lógico, sobre todo pensando que lo utilizamos tanto y todo el tiempo… ¡No podríamos ni dormir sin el cuerpo físico!

Sin embargo y a pesar de todo lo dicho en este primer punto, muchas veces -y quizá la mayoría de los seres humanos- no le damos el amor y el cuidado adecuados a nuestro cuerpo…

Si pensamos en que valoramos la vida, no cuidar a nuestro cuerpo físico parece algo absurdo por completo… Pero así lo hacemos…

Empero; cuidarlo es un pilar importantísimo para nuestro desarrollo personal… Sin nuestro cuerpo no podríamos hacer nada, ni siquiera pensar, porque necesitas alimentar el cerebro a través de tu cuerpo físico para que funcione… Tampoco podrías hacer todo eso que haces para seguir desarrollándote, cumplir tus obligaciones e intentar ser feliz… ¡Nada!

Ni siquiera podrías dormir (como te decía líneas arriba), ya que si tu cuerpo físico no estuviera ahí chambeando como loco para respirar por ti y cumplir con esas funciones vitales que te mantienen con vida mientras tu roncas y babeas tu almohada, pues simplemente morirías…

¡Así que sacúdete!

¿Estás buscando felicidad, sanidad, tranquilidad; en fin, vivir bien y plenamente?

Entonces asegúrate de tratar bien a tu organismo…Hacerlo podrá ayudarte a desarrollar las diferentes otras áreas de tu vida, constituyéndose de esa manera en un apalancamiento para tu desarrollo personal integral…

Por el contrario, sacrificar a tu organismo físico para desarrollar otras áreas de tu vida suele ser normalmente un muy mal negocio… ¿No se vería negativamente afectada, por ejemplo, la forma en que disfrutas de tu vida y de tus logros, si te enfermaras o decayeras en salud física? Utilizando un ejemplo exagerado para ayudarnos a entender la dinámica, sería como sacrificar tus manos para comprarte esos guantes que te gustaron tanto… ¡Pensando, barrio! 🙏🙏🙏

La mente

Si en el punto anterior nos preguntábamos cómo podríamos vivir una vida humana sin el cuerpo físico y no atinábamos a dar una respuesta, en el caso de la mente es lo mismo…

La mente nos sirve en mucho para conducir nuestra vida… Tomar decisiones adecuadamente, adquirir nuevas habilidades y conocimiento, reaccionar adecuadamente ante las situaciones… Éstas y otras actividades importantísimas para nuestro desarrollo personal dependen mucho de la mente…

El desarrollo personal integral depende mucho de cómo se desarrolle cada parte de nosotros mismos, pero depende -y quizá más- de cómo se integren cada una de esas partes que nos constituyen…

La mente es importantísima porque además de todo el desarrollo específico que podamos tener en esa área misma, ella es la encargada de finalmente dirigir nuestro desarrollo personal a largo plazo… Es decir, es el timón de nuestro barco individual a lo largo de la vida…

Por ello es tan importante cultivarla y educarla…

Aquí quisiera anotar un punto que considero importantísimo pero que muchas veces se suele olvidar:

No solamente se trata de cultivarla y educarla en cuanto a todo conocimiento racional que necesitemos y podamos utilizar… La parte consciente y racional debe cultivarse y debemos educar por supuesto nuestra intelectualidad… Pero la mente también tiene una parte emocional, y ésta también debe cultivarse y educarse…

Siempre me acuerdo de una frase que se la escuché por primera vez a Dan Lok:

“El coeficiente emocional se come al coeficiente intelectual de desayuno.”

Esa línea destaca de manera sencilla la mayor relevancia que puede tener la educación de la parte emocional de la mente, por encima de la parte intelectual de la mente…

Quizá podamos entender un poco mejor esta idea si recordamos por un instante cuántas horas de estudio intelectual podemos haber acumulado en nuestras vidas, empezando por el colegio, por ejemplo; para luego no poder autogestionarnos adecuadamente ni siquiera en un momento de ira por un tema irrelevante con nuestros seres queridos, y terminar actuando estrepitosamente mal…

O quizá también lo podamos entender un poco mejor si pensamos en cuánto conocimiento intelectual podemos haber acumulado al haber cursado educación superior, cursos diversos, maestrías y todo lo que fuera; para que luego no podamos ser felices o tener buenas relaciones con nuestros seres queridos y compañeros de trabajo debido a nuestra carente educación emocional, o ni siquiera podamos vestirnos o lucir el corte de cabello que queramos porque no podemos gestionar nuestros complejos e inseguridades y nos caguemos de miedo por el qué dirán o qué pensarán los demás…

Y así… El punto es… Que la mente debe ser educada tanto en su parte racional como emocional para que tengamos un poco más de chance de no quedarnos solamente con los galardones y diplomas de la vida intelectual, mientras la felicidad y salud emocional se nos escape de la vida como arena entre los dedos…

A la mierda… ¡Me puse trágico! 😆😆😆

Pero espero haber ayudado a entender este punto… Más allá del hincapié que haya podido hacer sobre la educación de la parte emocional de la mente… El asunto es dejar en claro cuán importante es la mente en general como pilar de nuestro desarrollo personal integral… 🙂🍀🦡 

No quiero dejar este punto, eso sí, sin dejar en claro que el desarrollo de la parte puramente racional o intelectual de la mente también es importante… Sin ella no sabríamos ni cómo cruzar la pista, y se nos haría muy difícil brindar un servicio profesional, por ejemplo, en algún área del conocimiento… 🙂

El espíritu

El espíritu es algo alucinaaante… 

Podrías tener muy cultivados tu cuerpo y tu mente, en sus diferentes aristas… Pero cuando todas tus habilidades y resistencias en ese sentido se acaban, cuando ni tu cuerpo ni tu mente pueden más, pero las dificultades o los retos siguen ahí y deseas sobrepasarlos… ¡Entonces es ahí cuando florece el espíritu!

Pienso que lo podemos observar más claramente en las historias de éxito de personas que parecía que jamás lo iban a lograr porque no tenían ni el conocimiento intelectual ni emocional para lograrlo, ni tampoco un cuerpo mágico que les consiguiera todas las cosas… Pero aún así, lo lograron…

El espíritu es una energía vital que va más allá de la mente y el cuerpo… Como decía un par de párrafos arriba, cuando ni tu mente ni tu cuerpo pueden más, suele aparecer el espíritu…

Pero no solamente aparece en situaciones extremas como las planteadas… El espíritu también se manifiesta, por ejemplo, cuando una persona persigue un sueño a largo plazo… La perseverancia, por ejemplo, cuando persigues algo a largo plazo y muchas veces no tienes ni idea de cómo lo conseguirás, está muy relacionada con el espíritu que desees manifestar a lo largo de tu vida… Es tu espíritu lo que te impulsará a continuar a pesar de todas las circunstancias si el camino es largo y lleno de dificultades…

Hace poco vimos en cable, con mi viejita, la historia de un águila…

La encontraron atascada en un árbol… Se había perforado un ala…

La llevaron al centro de recuperación o rehabilitación y la fueron tratando… Tenía un hueco bastante notorio en una de sus alas… Pensaron que nunca iba a volver a volar…

Pero seguramente el águila no estaba ni enterada de esa idea…

Los días y semanas fueron pasando y el águila lo intentaba y lo intentaba…

De seguro el águila no contaba con la educación intelectual o emocional que pudiera ayudarla… No recuerdo haberla visto leer un libro sobre aerodinámica para alas perforadas, y tampoco recuerdo haberla visto escuchando un video de gestión emocional para situaciones extremas…

Y de seguro su cuerpo parecía que tampoco iba a resistir… Tenía una herida enorme… ¡Y un hueco grande en una de sus alas!

¿Cómo podría volver a volar como antes?

Sin embargo; el espíritu de la vida se manifestaba a través de ella en cada intento…

A la larga, logró volar, y regresar a la vida que tenía, allá en su bosque de libertad…

Nada pudo detenerla…

Cuando la soltaron para que regresara a donde pertenecía, las personas se habían juntado en el lugar para poder ver el acontecimiento… De hecho, se habían enterado de la historia que se estaba generando en las cercanías del lugar…

Abrieron la jaula del águila y ésta se elevó hacia su increíble regreso…

Al mismo tiempo, mientras la gente miraba y aplaudía emocionada (incluidos mi vieja y yo), la magia de la televisión nos mostraba un acercamiento de esta hermosa ave atravesando el cielo del bosque que la albergaba…

¡Se notaba el enorme hueco en su ala derecha!

Pero con ese inverosímil vuelo, este precioso animal nos mostraba la gigantesca fuerza de su naturaleza… 

Mi viejita y yo -con las lágrimas ahí en los ojillos- sólo atinamos a exclamar:

¡Qué tal espíritu!

🦅🦅🦅

Evidentemente el águila tuvo la mente y el cuerpo de las personas que la ayudaron… Y por eso es importante reconocer la dinámica del trabajo de estas tres áreas de la vida (cuerpo, mente y espíritu)…

Pero, en mi opinión al menos, fue su espíritu lo que la salvó… Esa energía vital de la que hablamos… Y de hecho pienso que fue justamente la intensidad de ese espíritu lo que atrajo a su vida toda esa mente y cuerpo físico manifestados en el diligente trabajo realizado por todas esas personas…

El hecho es que… Ese mismo espíritu, lo tienes tú…

¡Lo tenemos todos!

Es una fuerza o energía vital que la naturaleza, el universo, o aquello en lo que creas, nos ha brindado a todos… Es absolutamente intrínseca a nuestra existencia misma…

¡Y se puede fortalecer y cultivar!

☀☀☀

¿Qué harás tú?

Te animo a que decidas diligentemente cómo cultivar ese espíritu que inevitablemente está dentro de ti… De eso también dependerá en mucho tu desarrollo personal integral…

🙂💪❤️

Anotación final

Aunque cultivar cada elemento de manera individual (cuerpo, mente y espíritu) es importante para nuestro desarrollo personal integral; es la habilidad que tengamos para combinar esos tres elementos lo que mayores resultados puede brindarnos…

Básicamente es así: No importa que tan excelente harina, agua o endulzante tengas a la mano; si tienes solamente uno o dos de esos elementos, o si tienes los tres pero no sabes cómo combinarlos, simplemente no podrás tener éxito al momento de preparar esa mazamorrita que tanto deseas… 🙂

Pon esmero en cultivar cada uno de los elementos que hemos tratado en esta nota; pero definitivamente también pon esmero en aprender a combinarlos sabiamente para así poder autoayudarte mucho más efectivamente a generar ese desarrollo personal integral y felicidad en general que andas buscando… 😎🤙👌

Gracias por tu tiempo de lectura… ❤️

¡Y que todo te vaya excelente!

🙌🍀🦡


Huayranga School

Te ofrecemos nuestro servicio de Asesorías personales para el desarrollo personal integral y para la gestión emocional, entre otros temas. Si deseas más información, puedes hacer click aquí o comunicarte directamente con nosotros a nuestro WhatsApp 981224488 ó a nuestro correo electrónico huayranga@huayranga.com. Estaremos encantados de atenderte ?

Deja una respuesta

Regístrate

Con tu red social preferida

O con tu correo

Inicia sesión

Con tu red social preferida

O con tu correo