¿Cómo aprenden a relacionarse los niños?


Créditos de imagen: Pixabay

 

Escribe: Hillary Ruiz 

 

El desarrollo integral de una persona es muy importante y se trabaja desde que somos niños. Una de las áreas que se debe cultivar es la social, para la cual hemos entrevistado a la psicóloga Alma Gaviria, quien explica los principales puntos para un óptimo desarrollo de este proceso.

El desarrollo del área social de un niño significa cuando el infante aprende a relacionarse con otros chicos o chicas de su edad y las personas que lo rodean. Para que el proceso de socialización sea bueno, la familia será la primordial influencia en la evolución social.

Características del área social:

Los niños entran en un periodo de latencia, caracterizado por una especie de reposo de los impulsos sexuales y así abocarse a su transición. La socialización es egocéntrica, les interesa la compañía de sus pares y se forman grupos del mismo sexo,  tendrán reglas más sofisticadas entre ellos mismos. Los niños no nacen sabiendo lo que es bueno o malo, en esta etapa aprenderán a desarrollar el área moral. Hasta los 10 años relacionan a los padres y autoridades como una voz de ley, luego de esta edad tendrán más autonomía de su área moral.

¿Quiénes intervienen?

Para Alma Gaviria interviene principalmente el entorno familiar, pero también participa la escuela,  el barrio y todos los demás. Al considerar sus opiniones e incentivarlos a tomar decisiones, los padres contribuyen a la formación de una buena autoestima, caso contrario carecerán de confianza.

Créditos de imagen: Pixabay

 

Todos los integrantes de las familias (abuelos, tíos, primos) contribuyen en este proceso. Un factor a mencionar es la seguridad económica en la familia, pues ésta da seguridad emocional al niño. Los hermanos aportan de manera más natural en este periodo. La escuela aparte de aportar conocimientos, también muestra un bagaje social más amplio y los niños se convierten en puentes socializadores.

¿Cómo trabajar el desarrollo del área social?

Los padres tienen varias alternativas para ayudar al niño a sociabilizar, pueden inscribirlos en actividades constructivas como taller de música, deportes, arte o en la comunidad de Scouts, pero es importante considerar las preferencias del niño. La psicóloga Alma Gaviria resalta que los niños deben tener un equilibrio entre el colegio, el tiempo familiar, las actividades constructivas y el juego al aire libre, también es conveniente involucrarlos en las actividades hogareñas como poner la mesa, ayudar a mantener la casa en orden, entre otros.

Créditos de imagen: Pixabay

 

Si el niño no desarrolla el área social puede generar las siguientes consecuencias en su comportamiento:

  • No desarrolla sus habilidades blandas (indispensable para el desarrollo personal y profesional).
  • Tendrá baja autoestima y poca seguridad.
  • Se aísla de los demás.
  • Alberga sentimientos de ser rechazado e ignorado.


Ficha de la psicóloga Alma Gaviria: 

  • Psicóloga licenciada de la Universidad Alas Peruanas.
  • Trabajó en la municipalidad de Jesús María, además ofreció charlas organizacionales a distintas empresas.
  • Realizó voluntariado en Inabif.
  • Tiene un consultorio en el distrito de San Isidro.

Comentarios

Regístrate

Con tu red social preferida

O con tu correo

Inicia sesión

Con tu red social preferida

O con tu correo